Páginas vistas en total

viernes, 30 de octubre de 2015

La importancia de las emociones


Hoy vivimos en una era digital que debemos aprovechar y sacar partido para crear vínculos sociales más fuertes, por ejemplo, la utilización de whatsapp entre familia y escuela pero también nos tenemos que dar cuenta de la parte negativa que tienen ya que a veces se genera irresponsabilidad en los hijos, ¿cómo? muy sencillo, si ahora mismo a un niño le mandan deberes y ese niño no se ha enterado por estar despistado, etc, y sus padres preguntan a los demás papás qué había mandado la profesora, automáticamente ese niño o niña no se va a estar preocupando en el aula por lo que dice su maestra o maestro.

Por otro lado trabajar las emociones en el aula es fundamental, tienen que comenzar a entender que les sucede y que lo exterioricen. Una actividad interesante para realizar en el aula en las primeras horas de la mañana es poner en el "emocionómetro" el estado de ánimo de cada alumno; lo mismo sucede con las habilidades sociales que los niños deben adquirir para progresar en la socialización y saber comunicarse adecuadamente tanto con el lenguaje verbal como con el gestual.

martes, 27 de octubre de 2015

¡¡Cuidado que explota!!

¡¡Hola hola!!

Antes de nada quería aclarar un pequeño detalle de la última entrada, cuando comenté las actitudes que debemos tener los educadores mencioné dos: negociación y mediación, pues bien, también la conciliación es otra estrategia de gestión pero tanto en ésta última como en la mediación únicamente se pueden dar si los dos partícipes quieren.

Volviendo a lo explicado ayer, un conflicto tiene diversas fases y el enfado puede ir a mayor si no hacemos algo para solucionarlo, por eso es importante que seamos capaces de disminuir esa ira para que no llegue a "estallar", es decir, que no llegue a su punto álgido, pero ¿cómo intervenir? Una técnica es decirles a las partes implicadas que respiren, de esta forma les haremos concentrarse en como su respiración entra en su cuerpo y sale de él.
En educación infantil el conflicto puede venir dado por muchos factores como haber dormido mal, haber desayunado poco, etc. Y, obviamente, los diferentes patrones educativos contribuyen a la aparición de los conflictos pues no todos tienen los mismos estilos en el momento de educar y esto repercute en la conducta de sus hijos e hijas. Nosotros, los educadores, en el aula nos tendremos que fijar en temperamento y en el carácter, aunque en el primero sea un poco mas difícil su intervención pues el temperamento viene escrito en la genética pero a través de pautas, estrategias basadas en las técnicas de autocontrol, relajación y cuentos podemos intentar moldearlo, también debemos ser conscientes de que existen otros factores que nos condicionan aunque en la clase hagamos todo lo posible.


Bye bye!!

miércoles, 21 de octubre de 2015

¿Mediar o arbitrar?

¡¡Hola a todos y todas!!

En la sesión magistral de ayer, en la que la mayor parte de nosotros estábamos un poco agobiados por el calor que hacía, nos vino muy bien que fuera más práctica que teórica.
Representar un conflicto a través de un role playing es una técnica que nos incita a pensar desde un inicio para poder analizar las claves del conflicto:
  • quién interviene, 
  • qué pasa en el proceso, 
  • cuál es el problema  
  • cómo podemos adaptar la situación.

Con los niños y niñas podemos realizar actividades que simulen diversas situaciones y que ellos mismos tengan que buscar las soluciones mediante metas fantásticas, es decir, "que pasaría si..." de esta manera llegarán a la conclusión acertada y real.

Respecto a nosotros, los educadores, podemos hacer de mediadores siempre y cuando no emitamos juicios de valor, pues en el caso contrario sería arbitraje, por eso es mejor y más adecuado mediar y negociar. Aunque desde mi punto de vista la mayor parte de los docentes tienen prejuicios, lo que supone formar barreras invisibles, pero que se perciben, con la familia y sus hijos o hijas. Quizás para superar esos prejuicios deberían ponerse en el lugar de otro, tener empatía y preguntarse ¿me gustaría ser juzgado sin que me conozcan?

¡Hasta la próxima!








domingo, 18 de octubre de 2015

¿Que gafas utilizamos?

¡¡Hola amigos y amigas!!

Antes de nada os quiero comentar que hay abierta la matrícula para dos cursos de extensión universitaria que tenéis la posibilidad de realizar en la Universidad de León:


Yo he cursado el nivel 1 y este año no puedo apuntarme al nivel 2 por falta de tiempo pero os animo a todos los que podáis que vayáis porque es una grata experiencia, no solo aprenderéis a potenciar la inteligencia musical sino todas las demás y las profesoras son muy divertidas ya que hacen las clases amenas, en todas hay algo de teoría pero solo 20 minutos, lo demás es todo práctica.



Y ahora, poniendo un punto y a parte a los que os acabo de comentar, vuelvo al tema de los conflictos. Los docentes tenemos que intentar que en la adaptación del conflicto los niños tengan empatía para llegar a una situación normalizada y trabajar en la prevención para no llegar a situaciones incómodas. 
Como os comentaba en la anterior entrada muchas veces los conflictos tienen un origen previo al que está sucediendo por eso es muy importante que los niños demuestren sus estados de ánimo , y su forma de manifestarlos pueden ser pellizcando, pegando, tirando un juguete, etc.
Entonces, ¿qué gafas utilizamos para saber discernir entre unas y otras situaciones? Ubicarse correctamente ante las diferentes circunstancias nos permite tener seriedad y ser realistas. Dar importancia a esas luchas que tienen los pequeños y reforzando positivamente los aciertos mejoraría su capacidad comunicativa y poco a poco serían capaces de expresar sus sentimientos mediante el diálogo.


Os dejo un vídeo de César García Rincón para realizar una dinámica de grupo y poder percibir la realidad.


¡¡Hasta pronto!!

lunes, 12 de octubre de 2015

¿Cómo abordar los conflictos?

¡¡Hola de nuevo!!

Cada uno de nosotros, día tras día, nos enfrentamos a diversas tesituras en las que dudamos de la causa del problema, de quién tiene razón o quién no, de cómo podemos llegar a una solución...para ello debemos saber que existe un vasto "catálogo" de trabas, desde querer un juguete que tiene otro niño (en el caso de un infante) hasta querer tener la razón por quién debe limpiar alguna estancia de la casa (en el caso de un piso compartido de estudiantes).


Sabiendo que los diferentes tipos de conflicto están a la orden del día y que no todos tenemos los mismos puntos de vista y el entorno que nos rodea es muy variado, influyendo factores como la relación con otros, nuestros intereses, creencias, cultura, etc. Debemos fijarnos en la situación y en quién crea el conflicto, ya que alguien que tenga una reacción desmesurada ante un hecho puede dejar entrever que detrás de tal reacción hay algo más, por ejemplo, como sucede con el acoso escolar, un niño puede ser acosado día tras día por otro alumno y el día que le hacen una broma (sin haber sido el acosador) tiene un enfrentamiento muy violento. 

Así que como educadores debemos buscar las causas y actuar, no podemos ser neutrales, tenemos que reforzar los valores sociales que potencien la comunicación y expresión de emociones, así como la competitividad propia, sin "pisar" a los demás.

Por lo tanto, abordar los problemas desde un punto de vista externo nos permitirá identificar el conflicto y llegar a una solución en la que participen las partes implicadas.