Páginas vistas en total

miércoles, 3 de mayo de 2017

La conciencia emocional

¡Hola hola!

Aquí estoy de nuevo para mostraros la puesta en marcha de este maravilloso proyecto. Cuando comencé a llevarlo a cabo tenía mis miedos, los ratios del aula son elevados (como en todos los Centros Educativos de ciudad, claro...) y quiero que todos estos contenidos lleguen a cada uno de los niños y niñas que componen el aula. Porque sí, es muy interesante desarrollar el conocimiento lógico-matemático, la lectura y la escritura, etc. pero, ¿para cuándo la Inteligencia Emocional? Al fin y al cabo nuestros niños son el futuro de esta sociedad, el mundo estará en sus manos y deberían llegar a ser adultos equilibrados.

Así que, ¡comenzamos!

Como os comenté en el anterior post, la intervención innovadora consta de cinco bloques, el primero es: LA CONCIENCIA EMOCIONAL, pero ¿y esto que és? Es como los niños van adquiriendo conocimiento sobre las diferentes emociones, de tal forma que se comprenden las propias emociones, se reconocen y se aprende a saber qué las ha provocado.

Hicimos tres actividades para potenciar esta parte.
La primera actividad se basaba, principalmente, en rescatar los conocimientos previos que tienen los niños de las emociones (amor, enfado, calma, miedo, tristeza, alegría) y, es que, ¡con cinco años saben un montón! Así pues, leímos el cuento del "Monstruo de Colores", les dimos una hoja con la silueta de un monstruo y, por grupos cooperativos, colorearon el monstruo con expresiones y formas diferentes. ¡Mirad que trabajadores!
video
Resultado final.

En la segunda actividad lo pasamos pipa con la ruleta de las emociones. Primero, salía un niño a representar una emoción y todos los demás, súper atentos, le observaban, así con las seis emociones. Posteriormente, salía un pequeño grupo formado por 5-6 alumnos, daban a la ruleta a escondidas y representaban una emoción a sus demás compañeros. Los demás tenían que adivinar de cuál se trataba.

Y, en la tercera actividad, picamos formas hechas en cartulina, cada una representaba el color de una emoción, después, recortamos unas imágenes y palabras y las pegamos en una de las cartulinas en  función de la emoción que nos transmitía. También tuvimos un pequeño espacio para dibujar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario